Lo que siento, Musica, Visto

Tendedero.

No era la idea inicial de este blog. O sí. Compuesto sin receta, medidas ni ingredientes fijos, a lo que salga. Así marchamos: a los trompicones, oteando el horizonte y cambiando brújulas que señalan el norte. Convencida:

“Hoy estoy como un jet

perdido  entre las nubes

sin señales para ver a donde voy.

Pero mi corazón no es ciego.”

En este corazón convergen los recuerdos. Semana Santa de 1992. Y mis ojos se posan en una calle cercana a la recova que bordea la plaza principal de Salta, la linda. Allí se dispone un tendedero. Cuerdas que cruzan el aire y de las que penden dibujos, pinturas y poesías.

El Tendedero del Arte.

El Tendedero del Arte.

Lila, capelina y Marta. Ella observa mi avidez. Mi rápida recorrida por sus poemas. La intención no disimulada de aprendérmelos y generosa me indica que elija uno. Sólo uno. Con tinta lila lo dedica.

Esto de Amar - Marta Schuarz

Esto de Amar – Marta Schwarz

Marta es Salta y mi recuerdo. Marta es lila.

Marta Schwarz en El tendedero

Estándar