Poesía, Visto

Invisible. El humo se desvanece

Munch SelfBurningCigarette

Edvard MunchAutorretrato con cigarrillo (1895) – Óleo sobre tela – Imagen liberada al dominio público

Mi condena me sepulta
al fondo de la tabla.
¿Salvación?
Me aferro al lenguaje
—madero y salvavidas—,
quimera al alcance de la mano.
En el refugio endeble
no presiento
el momento,
la fragilidad,
la ruptura.
El miedo
no es
siquiera
un concepto.

Me monto a horcajadas en el leño
presta a arder.
Me consumo íntegra
Hoy,
el pasado de brasa
me recuerda:
El cigarrillo es menos humo si hay ventana.

Estándar
Fotografia, Poesía

Futuro imperfecto

Espejo. imagen obtenida de: Arte, pintura y genios

 

Vine en el nombre del nombre.
Y quise ser verbo en tus acciones.
No imaginé
— ¿cómo podría? —
esta decadencia disoluta,
este esparcir la letra en el costado,
y los hilos de este cielo
ciegos en su estampida,
violentándose en pararrayos.

Caerás
con fuerza,
con gravedad
y con ley.

Soy
un infinito
en ciernes
y el ancla
de tu pasado.

Estándar
Libros, Musica

Fuegos (para arder en las llamas del infierno)

Soledad. . . Yo no creo como ellos creen, no vivo como ellos viven, no amo como ellos aman… Moriré como ellos mueren. 

Nada mejor que buenas compañías para tolerar los excesos de gastronomía y de hipocresía de la época festiva. Y, por contraste y pura contradicción, una excesiva muestra de talento de mi autora favorita: Marguerite Yourcenar, autora de la frase resaltada. Para arder con sus fuegos.

Estándar