Uncategorized

Cena familiar by Verónica Boletta

En las cenas familiares ocurren cosas:

masticadores/Sur

Amparo Gómez Soler busca papeles en su escritorio. Farfulla mientras lo hace. Mira a través de la ventana. Contempla el jardín de su casa señorial. Unos finos copos de nieve caen silenciosos. Cubren el césped. Una chispa enciende sus ojos acuosos. Viene a su memoria el título de un film inspirador, Muerte en Invierno.

Finalmente da con un cuaderno de tapa dura, una reliquia familiar acrecentada por generaciones: el álbum de recetas. Lee velozmente hasta dar con dos o tres de ellas, las necesarias para urdir su plan.

Hoy es día de fiesta. Las puertas de la mansión se abrirán, generosas, para recibir a esos zánganos, a los parásitos llamados familia, piensa Amparo con desdén. Desde la muerte de su marido ha dispuesto del negocio heredado con riendas de acero. Pobrecillo Manuel, tan suave, tan dulce, tan in-ca-paz de darse cuenta de nada. Ahora descansa. Colaboré un poco…

Ver la entrada original 409 palabras más

Estándar

Instilados de humor. Grageas de optimismo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s