Uncategorized

Documental: “Instantáneas en bibliotecas. Estética voyeur”

El documental “Instantáneas en bibliotecas. Estética voyeur” propone una mirada sobre bibliotecas y marcas. ¿Cuál es nuestra relación con los libros? ¿Qué queremos conservar? ¿Y los otros? Nos encontramos en movimiento. Las respuestas son un boceto, una posibilidad.

instantáneasenbibliotecas

“Instantáneas en bibliotecas. Estética voyeur” explora la construcción de las colecciones privadas de libros. Una pared cubierta de libros es una invitación a husmear. Detrás de cada tomo hay una historia, una marca. “Cierta murmuración constante necesita ser leída” escribe Ángela Pradelli y ese es el punto de partida.
El audiovisual recorre una serie de subrayados sobre la lectura, los libros y las bibliotecas. Los subrayados interpelan a las lectoras que comparten su historia con los libros: Claudia Manera Solsona, Alejandra Colsani, Rita Chiabo y Carina Radilov Chirov.
La producción se realizó durante julio y agosto de 2020 en Rafaela y Sunchales.
►Realización: Leandro Almeida.
►Asistente de producción y sonido: Fidel Kohn.
►Cámara (Sunchales): Ramiro Ibarra.

Textos de:
Ángela Pradelli
Umberto Eco y Jean-Claude Carrière
Josefina Vicens
Ricardo Piglia
Walter Benjamin
Itali Calvino
Alejandro Dolina
María Moreno
Sylvia Molloy
Manuel Puig
Eduardo Galeano
Camila Sosa Villada

Licencia

Licencia Atribución de…

Ver la entrada original 43 palabras más

Estándar

3 comentarios en “Documental: “Instantáneas en bibliotecas. Estética voyeur”

  1. Me siento identificado con Carina Chirov; en mi casa no había una biblioteca y la que tengo (y sobre todo la que tenía; la que está desarmándose poco a poco allá, a la distancia), la armé yo; y también, como ella dice “con avaricia”. Sentí que puso en palabras lo que yo he sentido siempre por mi biblioteca.

    Un abrazo, y gracias por compartir el documental.

    Me gusta

    • En la casa de mis padres predominaban los libros de cuestiones de su profesión. Creo que la ficción hizo una fuerte entrada en sus vidas a medida que yo crecía. Papá me regalaba de a dos libros para asegurarse tener alguno disponible: Verne, Salgari, Twain… No sé si definiría como avaricia el modo en que armé y siento a mi biblioteca. Diría que soy insaciable y me remito a la gula. Por supuesto, como buena pecadora, ¡estoy condenada! (y lo feliz que me hace).

      Abrazos para vos. Muchos.

      Le gusta a 1 persona

Instilados de humor. Grageas de optimismo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s