En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

Mínimo

Palabras

Palabras – Foto: Emilia bajo una licencia CC BY-NC-ND 2.0

El cuerpo es un arma
y la letra el destino.
Objetivo.

Anuncios

42 Respuestas a “Mínimo

  1. bestasalvaxe 11/11/2015 en 13:22

    Y tanto que es un arma y no siempre para bien, un beso.

    Le gusta a 1 persona

  2. Javi-k 11/11/2015 en 15:41

    Me ha encantado, Verónica. Te leo Cola Cao en mano.

    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  3. Gabi Dakoff 11/11/2015 en 15:48

    Con qué poco, se puede decir TANTO…
    Besitos!

    Le gusta a 2 personas

  4. María 11/11/2015 en 16:58

    Corto pero definitivo.
    Si, el cuerpo puede ser un arma, y quizá también las letras.
    Besetes, querida Vero…

    Le gusta a 1 persona

  5. Gema Albornoz 11/11/2015 en 18:15

    Como siempre, impresionante, mi querida Vero.
    Un abrazo, amiga.

    Le gusta a 1 persona

  6. Aquileana 11/11/2015 en 18:43

    Menos es más…. el destino podría ser una prolongación de nuestro cuerpo, efectivizado en forma de acciones… Me encantó el aforismo poético… Besos, Vero. Aquileana 🌠

    Le gusta a 2 personas

    • Veronica 12/11/2015 en 14:01

      Vengo rodeando algunas ideas: el cuerpo como productor de arte, el cuerpo receptor y a la vez ‘escribiente’… cosas por el estilo. 😉 Y soy bastante monotemática (sepan los lectores disculpar) así que seguiré con enfrascada en esas cuestiones que aparecerán adueñándose de lo que escribo.
      Te dejo un gran abrazo, mi querida A. 🙂 Estoy retomando la lectura de los blogs amigos (y la compañía de los amigos). Estoy próxima al tuyo.

      Le gusta a 1 persona

  7. madamebovary 12/11/2015 en 11:23

    Breve y contundente. Pero con las armas me ocurre una cosa, lo dice muy bien Rafael Sánchez Ferlosio: más o menos: cuando la mano tensa el arco, la flecha se ve obligada a buscar su destino. Quizá las letras o los labios (‘Espadas como labios’ tituló Vicente Aleixandre) estén destinados para herir de amor, que no por ser él elude la muerte, aunque ésta tenga otro prestigio.

    Un beso que vuela desde un soplo, leve y ágil, y conocedor de su destino.

    Me gusta

  8. Pingback:Mínimo | Letras con vida

  9. Julie Sopetrán 13/11/2015 en 15:49

    Un mínimo que da para muchas interpretaciones… Me ha gustado. Extrañaba leerte, y no sé por qué razón no se actualizan tus entradas… Objetivo: buscarte. :))) Besos.

    Me gusta

    • Veronica 13/11/2015 en 16:12

      Es un mínimo que juega con ambigüedades. Pero no es ambiguo (¡claro que no!) el cariño que nos profesamos.
      Las entradas no se actualizaban pues sucumbí ante obligaciones ineludibles, placenteras pero impostergables. Necesité tiempo extra y me mantuve bastante alejada. (Supongo también que me alejé de mí).
      Besos, Julie. Intentaré ser más constante y previsora 🙂

      Le gusta a 1 persona

  10. deimosyphobos 13/11/2015 en 18:23

    Lográs llegar con palabras a la minima expresión. Sos como una fisica buscando la formula de la minima particula. El origen del todo. Un beso amiga.

    Le gusta a 1 persona

  11. Leyla 14/11/2015 en 11:03

    asi de simple y hermoso,como todas tus letras, un abrazo de Fin de Semana Veronica 🙂

    Me gusta

  12. Borgeano 15/11/2015 en 05:06

    Recorto y pego (me gusta hacer collages):

    El cuerpo es un objetivo
    y la letra un arma.
    Destino.

    Espero que no se me ofenda la poeta por haber hecho esto. Me gustó eso de “El cuerpo es un arma”. Sólido y preciso, porque en realidad el cuerpo es una arma en toda el exacto sentido del término.

    Abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  13. danioska 23/11/2015 en 21:08

    Las armas de la lengua, del cuerpo, de la palabra se confunden con frecuencia y en cada caso recuerdan la vulnerabilidad de quien se les planta de cara. Así, querida mía, en tres versos me des-armas. O, al menos, me exhibes. Me gusta también la lectura del querido Borgeano: el cuerpo como objetivo de la letra. Ay.
    Abrazo inmenso y expuesto.

    Me gusta

  14. José Sala 06/12/2015 en 22:26

    Hace casi un mes que no posteas nada nuevo. ¿Todo bien? Este espacio está muy vacío sin ti. Saludos 😉

    Le gusta a 1 persona

    • Veronica 18/12/2015 en 10:09

      Todo bien aunque sumamente cansada, ocupada, enredada… Vuelvo tal como lo dice Don Mario. 😉

      Quiero creer que estoy volviendo (MARIO BENEDETTI)

      Vuelvo / quiero creer que estoy volviendo
      con mi peor y mi mejor historia
      conozco este camino de memoria
      pero igual me sorprendo

      hay tanto siempre que no llega nunca
      tanta osadía tanta paz dispersa
      tanta luz que era sombra y viceversa
      y tanta vida trunca

      vuelvo y pido perdón por la tardanza
      se debe a que hice muchos borradores
      me quedan dos o tres viejos rencores
      y sólo una confianza

      reparto mi experiencia a domicilio
      y cada abrazo es una recompensa
      pero me queda / y no siento verguenza/
      nostalgia del exilio

      en qué momento consiguió la gente
      abrir de nuevo lo que no se olvida
      la madriguera linda que es la vida
      culpable o inocente

      vuelvo y se distribuyen mi jornada
      las manos que recobro y las que dejo
      vuelvo a tener mi rostro en el espejo
      y encuentro mi mirada

      propios y ajenos vienen en mi ayuda
      preguntan las preguntas que uno sueña
      cruzo silbando por el santo y seña
      y el puente de la duda

      me fui menos mortal de lo que vengo
      ustedes estuvieron / yo no estuve
      por eso en este cielo hay una nube
      y es todo lo que tengo

      tira y afloja entre lo que se añora
      y el fuego propio y la ceniza ajena
      y el entusiasmo pobre y la condena
      que no nos sirve ahora

      vuelvo de buen talante y buena gana
      se fueron las arrugas de mi ceño
      por fin puedo creer en lo que sueño
      estoy en mi ventana

      nosotros mantuvimos nuestras voces
      ustedes van curando sus heridas
      empiezo a comprender las bienvenidas
      mejor que los adioses

      vuelvo con la esperanza abrumadora
      y los fantasmas que llevé conmigo
      y el arrabal de todos y el amigo
      que estaba y no está ahora

      todos estamos rotos pero enteros
      diezmados por perdones y resabios
      un poco gastados y más sabios
      más viejos y sinceros

      vuelvo sin duelo y ha llovido tanto
      en mi ausencia en mis calles en mi mundo
      que me pierdo en los nombres y confundo
      la lluvia con el llanto

      vuelvo / quiero creer que estoy volviendo
      con mi peor y mi mejor historia
      conozco este camino de memoria
      pero igual me sorprendo

      Le gusta a 1 persona

      • José Sala 19/12/2015 en 06:36

        ¡Qué alegría saber de ti, Verónica! 😀 Vuelve, vuelve. Sorpréndete y revuelve en tu memoria tanta agitación. Porque allí donde estés, con tus palabras destilas lo mejor de tu esencia, a pesar del estrés. Gran poema de Benedetti.

        Le gusta a 1 persona

  15. danioska 07/12/2015 en 21:03

    Paso por aquí, querida, y, como dice José Sala, me encuentro con que no hay ningún post nuevo. Me inquieto. Dime que estás con mucho trabajo o simplemente te ha dado pereza, Verónica querida.
    Espero noticias tuyas…

    Le gusta a 1 persona

    • Veronica 18/12/2015 en 10:21

      Pues verás… pasa de todo, mi querida Julia, como en la vida y como en botica. Nada que no pueda solucionar o reponerme pero excesivo respecto de mi poco tiempo. Ha sido un silencio tan necesario (y sin alternativas) como reparador. Retorno lentamente…
      Un abrazo que te tiene presente.

      Le gusta a 1 persona

  16. madamebovary 11/12/2015 en 04:00

    El pasado nueve de noviembre me hablaste de tus fuerzas y luego comentaste -siempre tan bonito y cálido- mis relatos. Y te extraño; te extraño acá, a tu estilo, en tu casa hecha de poesía. Dime que andas gozando de la primavera, que te falta el tiempo, que hay prioridades… Dime algo.

    Un beso que te busca incansable en su vuelo.

    Le gusta a 1 persona

    • Veronica 18/12/2015 en 10:02

      Tu beso me encuentra y me llama a la respuesta… Hay ausencias y silencios necesarios para mitigar dolores. A pesar de eso, estoy bien. Recuperándome. Volviendo lentamente a la red. Varios capítulos de “La casa…” me esperan. Iré por ellos y entre ellos a leerte.

      Un abrazo que te estrecha.

      Le gusta a 1 persona

Instilados de humor. Grageas de optimismo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: