Fotografia, Poesía

La Programación Neurolingüística y la repetición.

Así. Fotografía de Ignacio Sanz

Tráfico de influencias

La nada usada como latiguillo.
Rota.
La distancia que rompe.
Rota ruptura.
Rota.

Alguna vez tuve.
(el ser, el tener,
¡otro espanto!)

Fui grieta.
Sentí la vocación de puente.
Trascendental,
trascendente.
Rota.
Fui.

Ahora vago en
espirales y cansancio,
bruma y laberinto.
No saber
y ser pregunta.
Crece voraz,
desde adentro.
Me traga.
Me parte en añicos,
partículas, átomos.
Me deshace en el aire,
nube y humo
síntoma y signo.
Rota.

A veces no es tan malo.

Estándar

21 comentarios en “La Programación Neurolingüística y la repetición.

  1. Julia Ojidos dijo:

    Mi delirio particular, donde una pura reflexión brota con ganas de romperse, convirtiéndose en una pequeña grieta en el pensamiento.
    Muy profundo…, pensar, preguntar, divagar …

    Me gusta

  2. Para crecer hay que atravesar el laberinto en tinieblas aunque cueste, dejar de lado las certezas mentirosas y seguir aprendiendo. De eso se trata, de reconocerse rota. Magnífico.

    Un abrazo de medio camino.

    Me gusta

    • Crecer es un acto solitario. Aunque lo sé de sobra – no fue un descubrimiento reciente – ayer me traspasó como un rayo. Rota, “a veces no es tan malo”.
      Beso de aprendiz.

      Me gusta

Instilados de humor. Grageas de optimismo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s