En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

La ambigüedad del Sexo.

Me derramo sobre el papel como antes el café. Soñar despierta no le hace bien a mis labores rutinarias, a estas actividades un poco monótonas. Me quedé sin gracia y sin vos. Cancherísimamente me digo que esta pausa no es nada.
Suena a burla. Es una carcajada incierta. Miro la brújula. Las colecciono con algo menos de avidez que a las lechuzas. Me encariñaré con los sextantes y los mapas, me propongo. A esta altura de los magnetismos sé que estás del otro lado. Me miras a través de la persiana americana con eso que todos tenemos de voyeur. No necesito una respiración entrecortada, ni el silbido de pulmones fumadores, ni una suave carraspera, para saberlo.

Desnudo – Fotografía de Álvaro Tapia

Siento ternura por esta subversión del marasmo. Cuando se piensa que es pura exageración pero no. Ni siquiera se agrandan los defectos y se ensalzan las virtudes.  No lo diré mejor que Virginia Woolf.

«Vale más —pensó—, estar vestida de ignorancia y pobreza, que son los hábitos oscuros de nuestro sexo; vale más dejar a otros el gobierno y la disciplina del mundo: vale más estar libre de ambición marcial, de la codicia del poder y de todos los otros deseos varoniles con tal de disfrutar en su plenitud los arrebatos más sublimes de que la mente humana es capaz, que son —dijo en voz alta, como era su costumbre cuando estaba muy conmovida—, la contemplación, la soledad, el amor».

«¡Gracias a Dios que soy una mujer!», gritó y estuvo a punto de incurrir en la suprema tontería —nada es más afligente en una mujer o en un hombre— de envanecerse de su sexo, cuando se demoró en la extraña palabra, que a pesar de nuestra severidad, se ha deslizado en el final del último párrafo: Amor, «El amor», dijo Orlando. Inmediatamente —tal es su ímpetu— el amor tomó forma humana —tal es su orgullo. Los otros pensamientos se resignan a ser abstractos; éste no descansa hasta no revestirse de carne y sangre, mantilla y enaguas, calzones y justillo. Y como todos los amores de Orlando habían sido mujeres, ahora, con la culpable lentitud que ponen los organismos humanos para adaptarse a un cambio de convenciones, aunque mujer ella misma, era otra mujer la que amaba; y si algún efecto produjo la conciencia de la igualdad de sexo, fue el de avivar y ahondar los sentimientos que ella había tenido como hombre. Pues ahora se le aclararon mil alusiones y misterios antes oscuros. La oscuridad que separa los sexos y en la que se conservan tantas impurezas antiguas, quedó abolida, y si el poeta tiene razón al afirmar que la Verdad es la Belleza, y la Belleza es la Verdad, este afecto ganó en belleza lo que perdió en mentira. Al fin, exclamó, conocía a Sasha tal como era, y en el ardor de ese descubrimiento, y en la persecución de todos esos nuevos tesoros, quedó tan deslumbrada y encantada que fue como si una bala de cañón reventara a su lado…

Orlando (1928)

Anuncios

14 Respuestas a “La ambigüedad del Sexo.

  1. hljorge 01/07/2014 en 13:53

    Nada es lo que parece. Va mi llanto por Virginia, que resistió con ideas mientras pudo.
    y un pequeño aporte >

    Me gusta

  2. marimbeta2614 01/07/2014 en 16:20

    Los recuerdos muchos los disfrutan solos… Hay que gozarlos en grande, como el amor, siempre es de dos, y tres … y más, con pasión. Un abrazo familiar, viendo el Faro bañado por Las Olas. Gracias por esta entrega de hondo simbolismo.

    Me gusta

    • Veronica 02/07/2014 en 10:01

      Coincidimos en que hay que gozarlos. Hay que atesorar recuerdos para el regocijo y no para el sufrimiento. Abrazo extra large para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero.

      Me gusta

  3. madamebovary 02/07/2014 en 02:48

    Quedarse “sin gracia y sin vos” es quedarse demasiado sola. ‘Vos’ puede irse y volver, andar a un lado u otro del espejo, dentro y fuera de los sueños; pero la gracia…

    Y sí, que ‘vos’ sea carne y sangre, calor y olor, refugio de manos y labios…

    Un beso de buena mañana 🙂

    Le gusta a 1 persona

  4. etarrago 02/07/2014 en 15:20

    Precioso y/o magnífico. Indignante y aleccionador. Me quedo con … Siento ternura por esta subversión del marasmo.

    Me gusta

  5. tedeteresa 03/06/2015 en 04:07

    Lindo lindisimo describir. Gracias

    Me gusta

Instilados de humor. Grageas de optimismo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: