En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

Lluvia como lágrimas.

Será porque me ronda Julia Prilutzky Farny  y su Antología y a mi memoria acude con la lluvia. También se asocia al llanto. No en esta ocasión. El fragmento de  El Anatomista de Federico Andahazi la describe tibia y anhelada como la pienso hoy:

(…) Llueve sobre las diez cúpulas gemelas de la basílica y sobre la pradera que se funde en la línea incierta del horizonte. Llueve una lluvia fina que apenas si moja. Llueve una lluvia mansa y persistente que acosa como un mal pensamiento o como una duda. Como una idea. Como un secreto. Llueve, se diría, una lluvia de siglos. Llueve una lluvia pía, descalza. Llueve una lluvia franciscana. Llueve con la misma leve materialidad de la que están hechos los pies del santo sobre los techos, sobre los pájaros. Llueve, como siempre, sobre los pobres. Llueve lenta pero insistentemente una lluvia que, a fuerza de puro caer, habrá de remover los pies marmóreos de los santos pétreos, oscurantistas. No ha de ser hoy ni mañana. En un momento, en unos días, habrán de arder las antorchas negras, las brasas de las hogueras. Pero llueve. Llueve una lluvia mansa, insistente; como una advertencia o un augurio. Llueve una lluvia amable, piadosa, que, al menos, refresca la llaga en la carne quemada. Llueve una garúa zumbona sobre los campesinos que dan de comer al abad y llueve sobre la estola de Paulo III. Llueve sobre el Vaticano. Y llueve, también, una lluvia tibia, anhelada; gotas que son pequeñas vergas que se cuelan bajo el cerrado escote de las religiosas. Llueve una lluvia germinal. Una lluvia italiana.

(…) Llueve y entonces, de las entrañas del barro, se exhuman los tesoros de la Antigüedad. Llueve una lluvia arqueológica. Allí, debajo de los pies, surge el antiguo esplendor. Llueve y a fuerza de puro llover, acaba por removerse el suelo histórico que vomita mármoles, libros, monedas. Todo lo que está en la superficie se vuelve, en comparación, trivial y, sobre todo, vulgar. Debajo de la maraña de calles hechas por el azar del puro tránsito, debajo de los villorrios miserables, el agua desnuda el Antiguo y Esplendoroso Imperio que habrá de ser exhumado. Llueve y entonces, desde la tripa de la tierra, surge lo Bueno, lo Bello y lo Verdadero (…)

Y si la llovizna es menuda salgo a caminar para lavar el alma, para fundirme con la tierra, para mojarme sin diluirme.Y aunque “Walk on By” (1964) es triste no presto atención a la letra y me dejo llevar por la música sensual. Dionne WarWick nacida Marie Dionne WarRick debe su nombre artístico a un error de imprenta en su debut solista y así quedó y se la conoce.

If you see me walking down the street
And I start to cry each time we meet
Walk on by, walk on by
Make believe
that you don’t see the tears
Just let me grieve
in private ‘cause each time I see you
I break down and cry
And walk on by (don’t stop)
And walk on by (don’t stop)
And walk on by
I just can’t get over losing you
And so if I seem broken and blue
Walk on by, walk on by
Foolish pride
Is all that I have left
So let me hide
The tears and the sadness you gave me
When you said goodbye
Walk on by
and walk on by
and walk by (don’t stop)
Walk on by, walk on by
Foolish pride
Is all that I have left
So let me hide
The tears and the sadness you gave me
When you said goodbye
Walk on by (don’t stop)
and walk on by (don’t stop)
and walk by (don’t stop)

Anuncios

5 Respuestas a “Lluvia como lágrimas.

  1. madamebovary 20/05/2014 en 07:46

    Sí, porque el alma no se lava de un chorreón: queda demasiado expuesta. Mejor la lluvia fina, reposada, para lavarla poco a poco, aunque quede tiznada de vida pasada. Un abrazo.

    Me gusta

    • Veronica 20/05/2014 en 15:52

      A veces imagino que el alma tiene la textura de una tela delicada y que suaves debieran ser los elementos que la rozan. Su exposición al mundo deja huellas (tizne) que la mansa lluvia no elimina. ¿Tendrá memoria? Es una vieja intriga. Un abrazo, madame. Gracias por apartar un tiempecito y llegarse por aquí.

      Me gusta

  2. etarrago 20/05/2014 en 13:09

    Fragmento y vídeo para un 10, Verónica. Pablo Neruda creo un poema precioso sobre esas lágrimas que te gustan … Llueve

    Me gusta

Instilados de humor. Grageas de optimismo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: