En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

Entre la espada y la creencia.

La culpa del patíbulo

Ante la inminencia del filo,
dudo del arrepentimiento
al borde de la guillotina.
Falsa moral del cadalso.

The Monkees, banda de rock formada en la década del ‘60, fue creada originalmente para una comedia televisiva. En los criterios de selección (sí, casting) de sus miembros, primó un criterio comercial antes que musical. Sólo dos de sus cuatro integrantes eran músicos, los restantes, aprendieron a tocar sobre la marcha (la necesidad tiene cara de hereje). Sucumbieron por obra y gracia de Los Beatles y su Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band que los destronó del número 1 después de sólo una semana en los charts. Fuente: Wikipedia.

Entre sus éxitos, I’m a believer y mal que me pese, admito:

“Not a trace of doubt in my mind
I’m in love
I’m a believer
I couldn’t leave her if I tried”

Anuncios

6 Respuestas a “Entre la espada y la creencia.

  1. Aquileana 23/04/2014 en 14:03

    Dudo de todo menos de la fuerza inconmovible y del efecto irreversible de mis acciones.

    Me encantaron los dos primeros versos del micro poema…

    El extracto de la canción de The Monkees es sencillamente genial

    “Not a trace of doubt in my mind
    I’m in love /I’m a believer
    I couldn’t leave her if I tried”

    Muchos saludos querida Verónica,
    Aquileana 😛

    Me gusta

    • Veronica 24/04/2014 en 13:54

      Estimada Aquileana:

      Maquillé el título – esas pequeñas trampas que me reservo como autora – que en realidad es: Entre la espada y la pared. Y creo, que en esas instancias límites flaquean las convicciones. O, en realidad, se desnudan aquellas que no son tales. Y, ¿podemos confiar en las palabras, promesas arrancadas en esas situaciones? En eso pensaba cuando escribí el mini poema. Me envío mensajes. 😉

      Muchos saludos 🙂

      Me gusta

  2. etarrago 24/04/2014 en 10:42

    Quizás el cadalso no regenere la moral, ni la olvide, debiera haberse aplicado a los sentimientos de quien ideó el reproche, la falsa moral, la hipocresía y la malicia. Debiera aplicarse a la vehemencia de la ignorancia.
    Ah, nunca me gustaron los Monkees, ni los pasteles tampoco.
    PD: Voy interpretando el juego de las letras que aquí manipulas pero, como verás, a mi manera, claro.

    Me gusta

    • Veronica 24/04/2014 en 13:39

      Enrique: ¡bienvenido al juego! Que de eso se trata, de interpretar libremente lo que la Vida nos pone por delante. Del mismo modo tú le exprimes (a la Vida) la experiencia y la compartes en lecciones.
      Mis respetuosos saludos, caballero.

      Me gusta

  3. Aquileana 26/04/2014 en 14:26

    Desde La Audacia de Aquiles te he nominado para el Versatile Blogger Award (version Trophee) Gracias por enriquecer la blogósfera de WordPress.

    Al final de este post está la nominación:

    http://aquileana.wordpress.com/2014/04/26/mythology-charon-ancient-greek-god-of-the-underworld/

    Felicitaciones y muchos saludos,
    Aquileana 🙂

    Me gusta

Instilados de humor. Grageas de optimismo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: