En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

Transporte público: el eco de mi perfume.

Historia de autobús

¿Viste cómo los lugares impensados proporcionan material para historias inesperadas?. El mismísimo día de nuestro encuentro de minitas donde, como era previsible, desgranamos uno y mil temas , durante la tarde y venciendo el sopor que se había apoderado de mi breve ser, junté valor. Tomé bondi rumbo al centro para discernir (intentar, al menos) algunos temas cruciales con mi psicóloga de cabecera. de cabeza es un chiste fácil, ¿no?. Está bien. Lo saco.  En esta ciudad que me contiene los micros tienen – ¿extrañamente? – nombres de puntos cardinales. Números para las calles, brújulas para los colectivos. ¡Qué incomprensible me resulta esta lógica! Prosigo. Subo al punto cardinal correspondiente. Indico al chofer mi destino. Pispeo mientras apoyo la sube en la maquinola (mmmm demasiado localilsta)  lugares vacíos. Voy al último asiento, al medio. Domino paisaje, geografía y ocasionales habitantes de este espacio.

En la parada inmediata siguiente sube ella. Adolescente tardía (¿17 quizás?). Cabello corto a la garçon. Delgada. Embutida en remera de modal y pantoloncillo estrecho que marca toda su silueta escueta. Su figura se resuelve en el no color: negro. Es alta. ¿Larga más bien?. Esas cuestiones de la perspectiva. Se ubica adelante, en el segundo asiento en par.

Se suceden dos paradas. Sube un grupo de adolescentes bullangueras. Abandona su sitio para que las doncellas puedan viajar juntas. Descubre un lugar a mi lado. Hacia él marcha decidida. (¿dije ya que una riñonera rodeaba su cintura?¿Te conté que entre mis prejuicios ese es un elemento que la define lesbiana?) . Me mira brevemente. Se sienta. Comienza a descubrirme con el olfato (¿dije ya que antes de salir al mundo nuevamente volví a perfumarme? ¡Exceso! ) Noto por el rabillo del ojo – paseaba mirando por la ventanilla izquierda (¿dije ya que estaba sentada a mi izquierda?) – que miraba de refilón soslayo, como para asegurarse de la fuente del perfume. Sonreía ella. Sonreía yo. Se agacha como quien acomoda el calzado. La sonrisa es más amplia. Inspira como quien toma valor. Se yergue y, segundos antes de bajar del vehículo inquiere: “Perdón. ¿Me podrías decir la hora?”. Palpitaciones. Miro fijo los ojos de ese rostro joven mientras respondo “cinco menos cuarto” apartando la mirada sólo para chequear las agujas y mi pulso. Sostengo mirada y sonrisa. Mi cuerpo se transforma en la alcancía que atesora el deseo.

Cybersix y su alter ego Adrián Seidelman. Cybersix es una historieta argentina creada por dos Carlos: Trillo y Meglia.

Cybersix y su alter ego Adrián Seidelman. Cybersix es una historieta argentina creada por dos Carlos: Trillo y Meglia.

Sin intentar análisis sesudos ni buceos en alguna capa de la mente, me acordé de (me recordó a. Pufff. Decidan dds. ) este personaje de historieta.

Anuncios

8 Respuestas a “Transporte público: el eco de mi perfume.

  1. JLO 20/02/2014 en 14:04

    gran relato de un encuentro mínimo… hot…
    bajar no era una posibilidad? ja…salu2….

    Me gusta

  2. Iris 20/02/2014 en 17:04

    Relatos de colectivo 🙂

    Me gusta

  3. hljorge 20/02/2014 en 20:22

    1. Cuando estés a solas con tu psicóloga, asesínala. Veo muchos policiales, te pasaré por correo privado diversas maneras de borrar rastros. Yo pidiendo ayuda profesional -costosa- me gasté aprox. el monto de una casa modesta con jardín en el Gran Buenos Aires. Hasta que descubrí que había progresado un poco por tropezar mil veces con la misma piedra. Al menos me enseñaron que mi mamá tiene la culpa.
    2. De joven aprendí que los que están sentados al fondo bajan primero. Good choice.
    3. Cuando dijiste “Transporte público: el eco de mi perfume” supuse algo distinto. Por mi problemita de estar al borde del ataque de pánico tomo taxi. Mi trabajo me lo permite porque no necesito viajar mucho. El transporte público, aunque sea una línea con gente limpita, huele mal y los choferes son unos bastardos.
    4. Hay mujeres heterosexuales marimacho (Tomboy). La riñonera no es garantía, ni las zapatillas Zacachispas como las que usaba Graciela. Las uñas cortas tampoco son garantía, una amiga lesbiana se permitió enamorarse basada en uñas cortas, resultó que su amor era una heterosexual veterinaria.

    Me gusta

    • Veronica 21/02/2014 en 08:33

      Te comentario pormenorizado me inspira para la escritura de otro post. Brevemente y para seguir tu orden:
      1 – La aprecio. Creo que la muy astuta (o turra, como prefieras) se aseguró mi estima para vetar cualquier intento homicida.
      2 – Somos buenos observadores.
      3 – No tengo mucha experiencia actual con el transporte público. Supongo que no ha cambiado respecto de lo que supo ser (inserte aquí la imagen de una lata de sardinas… vencida)
      4 – Muy cierto. Muy engañadoras. Voy a hacer un listado de características y sus posibles combinaciones para asegurar (sin certezas absolutas) un piso mínimo de probabilidades.

      Me gusta

  4. lafanaticadelpedazo!. 20/02/2014 en 21:43

    No se como no te quedaste con la nariz anestesiada despues de nuestro encuentro de minitash, ya que yo me habia tirado carolina herrera como si lo regalaran.En cuanto a tachar, “a la garcon”, che…eso te delata la edad…
    yo me hubiera bajado, pero que se yo…No entiendo un fulbo de las reglas de etiquetas en este mundo del que ya me he retirado, cual carmela descalza.

    Me gusta

    • Veronica 21/02/2014 en 07:54

      Como la conversa estuvo amena e interesante (si no nos interrumpía el cucú telefónico seguíamos parlando, os lo recuerdo) el efecto anestesia pasó desapercibido. No olvides que el Carolina H. debía atravesar mis efluvios de J’Adore.
      “A la garçon” es un dato revelador de mi cultura general. Y también de mi edad, sí. Se me filtraron unas sotas. Ja.
      Poco acostumbrada al transporte público la posibilidad de bajarme no se cruzó por mi mente (me cachendié con mi falta de mi imaginación). Además, tenía cita con horario … y soy responsable … y no sabés cómo me detesto…

      Me gusta

Instilados de humor. Grageas de optimismo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: