En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

Visto, leído y escrito (IV)

Visto.

Por circunstancias que comenté en una entrada anterior, el 2013 fue mi año seriéfilo. Fue el primero. ¿Será el último? ¿Continuaré con el mismo ímpetu? Lo ignoro. Tengo la sensación – aunque me desconfío. ¡Conmigo nunca se sabe! – que este enamoramiento continuará un tiempo más. Al menos mientras queden en el tintero algunas de las series que me interesaron.  Porque este año marcó el final de Dexter, el asesino serial crónico que puso en jaque mis principios morales.  A pesar de mi cariño – una especie de amor/empatía hacia el técnico forense – construido temporada a temporada, la última fue bastante olvidable, con personajes que se diluyeron en un final “estirado”. (Termina siendo una virtud retirarse a tiempo).

Para aumentar a niveles superlativos la mediocridad del último capítulo incluyeron una “reconstrucción” de Buenos Aires (Ciudad Autónoma) que haría derrochar calificativos – e ideología que comparto –  a la Peluso. No exagero. Una imagen describe más que mil palabras:

Dexter. Últimas imágenes del último capítulo.

¿Se incluye un obelisco y mágicamente se transforma en Buenos Aires? Foto obtenida del Portal de Series

Superada esta desilusión y casi convencida que ningún final es bueno, por la carga emotiva que lleva, me retracto. Breaking Bad superó mis expectativas después de sufrir mi abandono luego del segundo capítulo de la primera temporada. La retomé luego que los comentarios halagüeños de propios y extraños me hicieran sentir que estaba dejando de lado a LA serie. Se sucedieron los capítulos y las temporadas en poco más de un mes. ¡Un hallazgo! Ahora bien, (si no viste ni un poquitín de la serie no comprenderás el comentario que sigue a continuación) no comparto la idea de transformación de Walter White en Heisenberg.  Creo más bien, que White contiene a Heisenberg del mismo modo que Skyler muestra tanto un costado moral (ahorro palabras y simplifico) como otro frío y calculador; sólo que no le asigna nombres distintos a su Dr Jekyll y Mr Hyde. Porque de eso se trata creo, el argumento: de gente común a la que consideraríamos buena haciendo cosas malas o de villanos; escapando a la dicotomía de buenos-malos alla Disney.

El final batió records en redes.

El final batió records en redes sociales según analiza la gente de Illuminati lab

Nacidas de plataformas de internet y sin pasar por el aire de la TV, dos de mis favoritas que recién comienzan y con segunda temporada confirmada: Orange is the new black y House of cards. Con OITNB me pasó lo mismo que con Breaking Bad: el abandono luego del segundo capítulo. La resucité al terminar BB. Inmejorable decisión. El personaje de Piper, como el de Walter White, va mostrando pequeños y sutiles matices capítulo tras capítulo. Buenos y malos (¿?) cruzan fronteras y entonces, te sientes voyeur, contemplando la vida de gente “normal” (entrecomillado y entreparentesiado porque lo digo yo, que escapo a la normalidad). House of cards, muestra al Kevin Spacey que amé en Los sospechosos de siempre. En esta producción que imagina (¿muestra?) los entretelones de la política estadounidense intervienen además, Robin Wright, Kate Mara, Michael Kelly y siguen los nombres. La segunda temporada estará disponible a partir del 14 de febrero. (¡qué extraño suena decir disponible y que eso refiera a todos los capítulos!).

El extraño caso de Homeland. Tras una primera temporada inmejorable que me hizo devorar la segunda y aguardar expectante la tercera; la debacle. Todo indica que debiera conservar alguna esperanza. Ocurre que, cada nueva vuelta de tuerca implica ser aún más fantasioso en un crescendo que no sé si favorece la trama. Tal parece que nos apartamos de la ficción para dar paso a la ciencia ficción. Se abre en su futuro, confirmada como está la cuarta temporada, un gran signo de interrogación. Apuesto que Claire Danes, devenida productora en la tercera temporada, tendrá algo más que pucheros y mohines para ofrecernos en la cuarta. ¡Eso espero!

Se apuntan en mi listado y con suerte dispar algunas cuyas segundas temporadas aguardo para decidir si me convierto en su fan:

  • The Following o cómo me atrapan los asesinos seriales.
  • Hannibal o cóm… (oh oh, ¿estaré para el psiquiatra?)
  • The Bridge y The Killing: también policiales y con protagonistas femeninas ligeramente desquiciadas (ejemmmmm. sí sí tal vez consulte …. estem…)

Este fue un año de series (y fuera de).

Anuncios

12 Respuestas a “Visto, leído y escrito (IV)

  1. Pingback:House of Cards | En Humor Arte

  2. hljorge 13/04/2014 en 11:08

    Totalmente de acuerdo. Me resultó muy duro descubrir que Walter siempre fue Heinsemberg. Por un buen tiempo me caía muy bien, ahora me da miedo. Se activó presionado por las circunstancias pero luego…
    El “tonto” Jesse, hasta donde yo he visto al momento, parece ser ser la única persona inteligente, transparente y con principios… ¿cómo decirlo..? ¿emocionales?.
    Pero, como dijo alguien: “En esta serie nada es lo que parece”. Como en la realidad.

    A Dexter dejé de verlo cuando terminó la temporada de Trinity. Muy a mi pesar. Es el hermano mayor que no tuve. Me hipnotizaba su discurso interno. Y no soy quien para juzgar los hobbies ajenos. Y me gustaba el actor, impecable.

    Tomo nota de sus recomendaciones, Miss Hyde.
    Aunque es difícil, considerando su opinión del buen final de Break-Bad, que encuentre otro guión similar, con ese casting, con la forma en que aprovechan al máximo el potencial de los personajes, con esa dirección, con ese modo de excelente cine…
    Paro porque estoy por llorar.
    Pregunta: Me pareció ver en los credits que le agradecen a la DEA. Supongo que por asesoramiento. Si no vi mal, supongo que la DEA no entendió múltiples guiños que hablan de complicidad.

    Me gusta

  3. hljorge 14/04/2014 en 10:33

    No va a ser fácil encontrar otra serie como Breaking Bad. Me contaron que la grabaron completa, como una larga película. Algo casi imposible en USA, que cuando algo vende y gana premios lo estiran y aplastan hasta que terminás odiandolo.

    Me gusta

  4. Toni (Autotomía) 16/10/2014 en 04:22

    Hace tiempo que escribiste esto, pero me apetece comentar. En casa las series son nuestro pan nocturno y momento de relajación. Las disfrutamos mucho. Rebuscamos y vemos cantidad, descartamos casi todo y seguimos lo que nos parece mejor. Para mí Breaking Bad es, por ahora, la mejor serie que he visto nunca y un pequeño escalón detrás se encuentra Los Soprano. Comparto tus ideas y valoraciones del resto de series, aunque OINTB no me llamó la atención y mi pareja tiene pendiente verla porque le vio potencial (por lo que dices, la animaré a que la vea). Ahora estamos recuperando series cómicas como Curb your enthusiasm y revisionando Rick and Morty (ciencia-ficción animada muy loca y de lo mejor que he visto en los últimos tiempos). Además, hemos decidido sucumbir a The wire, que la teníamos pendientes. Por la tercera temporada y, para mi gusto, un poco por debajo de mis expectativas. Por cierto, no sé si desde esta fecha has visto Fargo, otra serie que me pareció fabulosa. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • Veronica 16/10/2014 en 15:43

      En tren de confidencias, Los Soprano es uno de mis grandes títulos pendientes. Anota en la lista Twin Peaks, además. Tampoco vi Six Feet Under. Y creo que hasta allí llego con esas series históricas que veré cueste lo que cueste. Ahora bien, retomando el hilo de la actualidad, tengo que decir que este año descubrí (internet mediante) las series británicas. Por la duración de sus temporadas en estas tierras las llamaríamos miniseries pero es solo un detalle. Di cuenta de todas las temporadas de Sherlock, Black Mirror y The Fall (¿tendrá continuación?). True Detective no estuvo mal (cambiando el continente). Aunque ahora que lo pienso la vi en simultáneo con The Following (¿por qué no la levantan?). Evidentemente ganó por abandono en la comparación.
      Fargo es una de las que tengo en lista de espera para dentro de unos días. Tu comentario es auspicioso como otras críticas que me llegaron de ella. ¡Saludos!

      Le gusta a 1 persona

      • Toni (Autotomía) 17/10/2014 en 05:37

        Pues te insisto con Fargo. Viendo tus gustos, muy parecidos a los nuestros, seguro que te gusta. No quiero poner el listón muy alto porque cuando uno pone unas expectativas en algo suele llevarse una decepción. La vimos recién terminada True Detective y para mí es mejor en muchos sentidos con un Billy Bob Thornton impresionante. Las británicas también son nuestra debilidad. Black Mirror nos pareció muy buena, sorprendente. De los grandes Ricky Gervais y Stephen Merchant, Extras y, por supuesto, The Office (la americana la abandonamos por fatiga, aunque he leído que la última temporada recuperó la chispa de las primeras). Si te gusta el humor negro, te llevarás una sorpresa con The League of Gentlemen. De parte de los creadores de esta serie (de Shearsmith y Pemberton), algo más reciente y digerible es Inside Nº 9.

        Hay un mundo de series ahí fuera, por fortuna. Y menos mal. De no ser así, en casa no veríamos la televisión. Le echaremos el diente a Twin Peaks. Por lo que he visto, en agosto apareció remasterizada en HD. Me tienta… ¡Saludos!dcx

        Le gusta a 1 persona

  5. Pingback:Mis series de TV favoritas | Autotomía relatos

Instilados de humor. Grageas de optimismo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: